Notas de prensa

Mirabaud Global Strategic Bond Fund celebra su tercer aniversario con cerca de 500 millones de dólares gestionados

Londres, 18 de Octubre 2016 - Mirabaud Global Strategic Bond, el fondo de rentabilidad total lanzado por Mirabaud Asset Management en octubre de 2013, celebra su tercer aniversario arrojando una rentabilidad anualizada en línea con los fondos más prominentes del segmento y manteniendo un perfil de volatilidad contenido pese a la compleja situación global del mercado de renta fija.

El fondo, con un claro enfoque hacia la creación de valor, se basa en principios a largo plazo y rentabilidad ajustada al riesgo y está liderado por Andrew Lake, especialista en renta fija de la entidad, conjuntamente con Fatima Luis, gestora senior de Mirabaud Asset Management.

El equipo de gestión de Mirabaud Global Strategic Bond Fund, compuesto por cinco miembros y ubicado en Londres, selecciona bonos gubernamentales, bonos corporativos -incluyendo de alto rendimiento- e instrumentos de tipo de interés fijo y variable en los mercados desarrollados y emergentes. Una formula exitosa que, en sus apenas tres años de vida, ha llevado a este equipo de renta fija a incrementar de manera significativa para este fundo el volumen de activos gestionados, acercándose a un patrimonio de 500 millones de dólares a finales de agosto 2016.

Para Andrew Lake, Head of Fixed Income and Senior Portfolio Manager de Mirabaud Asset Management, “gestionar dinámicamente la duración y la exposición de crédito a lo largo del ciclo económico ha sido el principal catalizador del buen rendimiento del fondo. Desde su creación, y teniendo en cuenta los tipos de interés en la mayoría de mercados a nivel global, tuvimos claro que adoptar un enfoque pasivo no permitiría cumplir las expectativas de los inversores en cuanto a rentabilidad o preservación del capital”.

Como explica Lionel Aeschlimann, socio del Grupo Mirabaud, y CEO de Mirabaud Asset Management, “Global Strategic Bond se ha configurado como una solución crucial y de gran efectividad para contrarrestar el cambio de tendencia que han registrado los bonos en los últimos años y minimizar las consecuencias que puede tener las carteras el proceso de normalización de los tipos de interés”.

El objetivo del fondo es obtener, en un ciclo completo, rentabilidad positiva sobre el índice con una volatilidad controlada que limita el riesgo de caídas. Con este horizonte, se gestiona sobre la base de un enfoque dinámico y flexible que combina el análisis tanto deductivo (top-down) como inductivo (bottom-up) de varios instrumentos, sectores y mercados para identificar las mejores oportunidades en cada momento y generar la revalorización del capital invertido, siempre con el adecuado control de los riesgos que se asume en la cartera, e intentando limitar los daños de la volatilidad del mercado de renta fija en el corto plazo.