Internacional

Apertura de la una sucursal bancaria en Londres: para Yves Mirabaud, «el mercado británico es estratégico»

Con la obtención de una licencia bancaria para su oficina londinense, el Grupo Mirabaud refuerza su presencia y su oferta de servicio en el mercado británico. Yves Mirabaud, Socio Gestor Senior, habla sobre esta importante etapa y acerca de la estrategia de desarrollo del Grupo en el Reino Unido al margen de las incertidumbres vinculadas al Brexit.

Casi 30 años de presencia en Londres

A punto de alcanzar las tres décadas en Londres, el Grupo Mirabaud no ha dejado de consolidar su presencia y sus servicios en el corazón de la plaza financiera más importante del mundo. Con el lanzamiento de las actividades de Brokerage en 1990, los Socios que entonces dirigían el Grupo rápidamente expandieron sus actividades con servicios de sus otras dos líneas de actividad: Asset Management y Wealth Management. Una oferta global que a día de hoy se ha culminado de forma natural con la obtención de la categoría de banco de pleno derecho. La sucursal de Londres completa de este modo la oferta del banco europeo Mirabaud & Cie (Europe) SA, con sede en Luxemburgo, ya implantado en Francia y España.

Un mercado estratégico

Yves Mirabaud, Socio Gestor Senior, remarca que Mirabaud ha ofrecido desde hace tiempo servicios financieros y soluciones de inversión a clientes e inversores británicos. «La apertura de una sucursal bancaria en Londres nos permitirá brindar un servicio más amplio a sus intereses», precisa. «Para el Grupo, el mercado británico es estratégico. Con un pie en Europa y otro en los países anglosajones, este mercado abre a instituciones como la nuestra las puertas a numerosos mercados». Londres es la primera plaza financiera europea y mundial, razón más que suficiente para asegurarse una presencia activa en la misma. Sin embargo, lo que este centro financiero sobre todo ofrece son condiciones marco favorables para la gestión y la inversión. «Se nota que las partes implicadas están extremadamente unidas en la defensa del sector financiero, tanto en el ámbito político como en el económico», señala Yves Mirabaud.

Local a la par que global

La apertura de una sucursal bancaria en el Reino Unido se inscribe dentro de una estrategia de crecimiento meditada y controlada que tiene como objetivo ofrecer a los clientes del Grupo una gama más amplia de prestaciones en distintos países clave de Europa. Representa la última parte del refuerzo de la oferta de competencias bancarias en Europa iniciado en 2014 en Luxemburgo y que ha continuado con éxito en Francia y España en 2015. A fin de continuar con este impulso, Londres se impone de forma natural, teniendo en cuenta el vínculo histórico existente entre Mirabaud y esta significativa plaza de las finanzas mundiales. Asimismo el Grupo contaba con equipos eficaces sobre el terreno y observaba un crecimiento estable y regular en sus tres líneas de actividad. «Dado que Suiza no tiene acceso a los mercados europeos, los bancos helvéticos deben estar presentes localmente para poder servir mejor a sus clientes», declara el Socio Gestor Senior.

«La transparencia bancaria implica que los clientes se inclinan menos por viajar, motivo por el que precisábamos garantizar una mayor proximidad y una oferta de servicios más amplia. Ahora podemos ofrecer de manera más sencilla servicios de gestión, depositaría, crédito y préstamo, y nuestros gestores gestores pueden contar con todos los apoyos y servicios del Grupo para responder a las necesidades específicas de nuestros clientes. Ahora se trata de consolidar nuestra presencia, tanto en Londres como en otros lugares, y sobre todo de desarrollar sinergias entre nuestras oficinas y nuestras distintas líneas de actividad. Este es el mayor desafío, sobre todo en términos de integración cultural, puesto que sin duda no se trabaja de la misma forma en Londres, Ginebra o París», apunta Yves Mirabaud.     

Las bazas de los bancos suizos en el extranjero

Para los bancos suizos, adaptar la estructura de sus oficinas en el extranjero se ha convertido en un paso obligatorio, ya que no pueden tramitar todo el conjunto de su negocio desde la sede en Suiza. Hace ya varios años que se observa  un fuerte movimiento con la creación de sucursales bancarias en los principales centros financieros europeos a través de filiales en Luxemburgo. Su competitividad depende de ello, en particular frente a los bancos domésticos. «Lo que diferencia a los bancos suizos de los actores locales es el sentido agudo por el servicio personalizado, la capacidad de respuesta o la comprensión de los problemas complejos», destaca Yves Mirabaud. «El pequeño tamaño de nuestro país siempre nos ha incitado a mirar más allá de nuestras fronteras, lo cual, en nuestra profesión, se traduce en ser expertos en la diversificación y la internacionalización de la gestión. Es una baza competitiva que no se encuentra en ningún otro lugar. Este enfoque propio de la cultura suiza nos confiere una ventaja respecto a nuestros competidores», explica el Socio Gestor Senior.

A la sombra del brexit

Algunos dirían que desarrollar su actividad en el Reino Unido después del resultado del voto sobre el brexit podría ser un desafío. Sin embargo, este acontecimiento no parece desestabilizar al Socio Gestor Senior de Mirabaud. Frente a las inciertas consecuencias de esta votación, Yves Mirabaud muestra una cierta flema al más puro estilo británico, una actitud que afirma apreciar en sus homólogos del otro lado del canal de la Mancha.

«Con o sin el brexit, debemos estar presentes en Londres para prestar servicio a nuestros clientes. Esta elección no cuestiona nuestra presencia local. Al día siguiente de la votación, los mercados fluctuaron fuertemente para, finalmente, darse cuenta de la gran resistencia de la economía británica. Por encima de todo, a mi modo de ver, ha sido el efecto psicológico el que ha tenido el mayor protagonismo durante este periodo turbulento. Es cierto que el Reino Unido se ha beneficiado de una recuperación mundial, perfilada de forma simultánea en todos los mercados, pero sigo estando convencido de que la plaza financiera de Londres continuará siendo lo que siempre ha sido: una plaza fuerte que desempeña en muchos aspectos un papel crucial en la economía mundial». 

No hay que olvidar que, de momento, el Reino Unido es un miembro de la Unión Europea, y lo seguirá siendo durante dos años todavía. Todo dependerá de las negociaciones con Bruselas. La única verdadera incertidumbre para Yves Mirabaud se encuentra en la formalización de un acuerdo sobre la libre prestación de servicios. «Las negociaciones apenas han empezado, así que aún tenemos tiempo por delante. Sea como fuere, es un poco pronto para realizar previsiones, sobre todo porque no contamos con ningún elemento en la mano para construir un escenario. Además, los ingleses son astutos. Puede que se hayan tirado piedras a su propio tejado, pero no se las tirarán al corazón», valora Yves Mirabaud.

Y añade: «Al final, pienso que el brexit tendrá más consecuencias jurídicas que económicas. No obstante, sea cual sea el tema de las discusiones, nos adaptaremos al igual que siempre hemos hecho. En dos siglos de existencia, Mirabaud ha logrado absorber más de cincuenta crisis financieras sin registrar demasiados daños ni accidentes, esto me inspira confianza, y si el Reino Unido obtiene mejores acuerdos que Suiza con Europa, nuestro país podrá inspirarse en ello».