Business news

Campeones ocultos: pequeñas empresas, gran potencial

Ken Nicholson, experto de Mirabaud en empresas europeas de pequeña y mediana capitalización, desvela un sector económico desconocido, el de las empresas de tamaño reducido, innovadoras y discretas, activas en el ámbito internacional y líderes en mercados nicho, que saben abrirse paso a la sombra de las grandes multinacionales.

¿Qué tienen de especial las empresas europeas de pequeña y mediana capitalización a la hora de plantearse una estrategia de inversión?

Identificar empresas capaces de crear valor en ciclos económicos diversos es, sin lugar a dudas, el mejor modo de generar rentabilidad a largo plazo para los inversores. En Europa hay un universo formado por más de 1.000 compañías de pequeña y mediana capitalización. Es precisamente su pequeña capitalización lo que les hace estar menos expuestas a los vaivenes de la macroeconomía, a sus indicadores y a la volatilidad del mercado, por lo que se convierten en un poste de inversión capaz de ofrecer rendimientos subyacentes más estables que, en un periodo de mayor correlación entre las clases de activos, mantienen sus ventajas de diversificación y su potencial de valor añadido.

Dentro de este amplio mercado, ¿tiene alguna preferencia?

Siento verdadera pasión por los campeones ocultos, acepción que procede del libro del mismo nombre escrito por el académico alemán Herman Simon. Definimos las empresas pequeñas como aquellas que tienen una capitalización por debajo de los 4.000 millones de euros. Los campeones ocultos se caracterizan por la excelencia y por su liderazgo en nichos de mercado pequeños pero muy rentables, en los que operan pocos competidores. No solo invertimos en campeones ocultos, pero estas son compañías que nos interesan mucho porque ofrecen un crecimiento estable y un retorno compuesto. No buscamos empresas que vayan a duplicar su valor en un año, sino aquellas que vayan a generar retornos de un 10%, un 15 %, y que tengan gran estabilidad.

¿Cuáles serían las principales especificaciones de esos campeones ocultos?

Suelen ser empresas familiares pero, muchas veces, cuentan con gestores profesionales, ya que se perpetúan por generaciones y los actuales propietarios no tienen las mismas dotes para la dirección de empresas que sus padres o abuelos.  Sin embargo, en algunas ocasiones, las familias sí tienen un papel directo en la gestión.

Otra cosa que las une es que suelen tener una larga trayectoria, lo que es muy valioso. Recuerdo cuando conocí una empresa danesa de productos para el sector de la construcción llamada Rockwool y me dijeron que antes de la crisis financiera se les presionaba para que aumentaran su nivel de deuda en un momento en el que muchos inversores creían que si no tenías un nivel de apalancamiento suficiente tu hoja de balance no era “eficiente”. La compañía resistió esa presión porque, según me comentaron, ya habían tenido deudas en el pasado y no fue una experiencia agradable. Les pregunté qué querían decir con eso y me contestaron que en los años 50 del siglo pasado pidieron un préstamo a un banco alemán y las consecuencias fueron bastante complicadas para la empresa.

Cuando me preguntan por la inestabilidad económica en Europa, siempre menciono este tipo de compañías que han logrado sobrevivir por muchos años, aguantando numerosas crisis, que han aprendido de sus errores y que han logrado mantener rentabilidad anual gracias a darle prioridad a la innovación, la mejora continua, el compromiso con la atención al cliente y su apuesta por la internacionalización.

¿Cuáles son los nichos más destacados en los que operan los campeones ocultos?

Lo verdaderamente interesante de los campeones ocultos no es tanto su exposición a un sector en concreto sino el hecho de que comparten la misma mentalidad a la hora de gestionar el negocio. En este momento, por poner un ejemplo, hay muchas empresas especialmente interesantes en las áreas de maquinaria industrial y en tecnología médica, pero también hay buenas ideas en otras muchas industrias. Este hecho es muy relevante, ya que nos permite contar con una cartera altamente diversificada, con participaciones en diferentes sectores.

Y, geográficamente, ¿cómo se distribuyen?

El propio Simon asegura en su libro que cerca del 80% de los campeones ocultos se encuentran hoy en Europa. Podemos decir, por tanto, que Europa se especializa en este tipo de compañías y, en concreto, encontramos un mayor número de ellas en Alemania, especialmente en el Mittelstand, pero también en algunas zonas de Italia y en los países nórdicos. También en España y Francia hay buenas oportunidades. Hay algunos países, como el Reino Unido, donde hay una mayor concentración de grandes empresas por lo que los campeones ocultos son menos habituales pero, en general, está claro que Europa es tierra fértil para estas empresas.

Sin embargo, son muy pocos los gestores que hacen el seguimiento de las empresas de pequeña y mediana capitalización...

Efectivamente. En mi opinión, esta falta de interés por las compañías Small & Medium genera grandes ineficiencias en la propuesta global a los inversores. Desde el equipo de Mirabaud especializado en compañías europeas de pequeña y mediana capitalización dedicamos muchos recursos y esfuerzo a descubrir  campeones ocultos; y puedo asegurar que no es algo que logremos esperando sentados pacientemente en nuestros despachos a que aparezcan.

Nos movilizamos para gestionar cerca de, como media, 400 visitas anuales. Para este año tenemos ya programados más de 24 viajes de investigación por toda Europa, con varias visitas a empresas en cada uno de ellos. Y la cifra aumentará, seguro. Internamente bromeamos a veces con el hecho de que si se acuñara el término “turismo industrial”, nosotros seríamos un referente claro.

¿Qué parámetros utilizan en su equipo para incluir a una compañía en sus carteras?

Muchos inversores se interesan por las oportunidades a corto plazo, y por identificar la próxima tendencia o tecnología disruptiva. Nosotros preferimos centrarnos en compañías con un crecimiento más modesto pero con mucha estabilidad. Nuestra prioridad es lograr rentabilidad para el inversor a largo plazo.

La mayor dificultad para nosotros a la hora de localizar campeones ocultos dentro del amplio abanico de Small & Mid europeas es identificarlos, porque muchos son empresas privadas que no cotizan en bolsa. Las buscamos y, cuando las encontramos, medimos una serie de criterios como, entre otros, sus riesgos de liquidez o aquellos asociados a su núcleo de negocio. Tras ello, decidimos si invertir o no.

Bibliografía

Campeones ocultos del siglo XXI: Estrategias de éxito de líderes desconocidos del mercado mundial

El concepto de campeones ocultos, acuñado por el profesor universitario alemán Hermann Simon, aparece diseccionado en su obra de referencia Campeones ocultos del siglo XXI: Estrategias de éxito de líderes desconocidos del mercado mundial, una obra en la que Simon analiza no solo los criterios que definen a este tipo de empresas, sino también las lecciones que se pueden extraer de su experiencia.

Hermann Simon, Wolters Kluwer, España, 2010