Internacional

Luxemburgo, una ventana a Europa

Luxemburgo, con su verde territorio de 2.600 kilómetros cuadrados enclavado entre Francia, Alemania y Bélgica, ocupa un lugar central en el mundo de las finanzas.

Cerca del 46% de la riqueza que se produce en el Grand Ducado procede de las finanzas. En este ámbito, existen dos sectores especialmente desarrollados: la banca privada y la gestión de activos. Ambos contribuyen directamente al alto nivel de vida de los cerca de 560.000 luxemburgueses, cuyo PIB ascendía en 2014 a 111.716 dólares por habitante. Esta situación privilegiada se tradujo en septiembre de 2015 en unos indicadores económicos excepcionales: tasas de desempleo del 6,7%, crecimiento anual del 3,2% o una incluso tasa anual de inflación del 0,5%.

Por todo ello, es normal que Mirabaud haya ampliado sus actividades a Luxemburgo, primero en 2011 para la gestión de fondos y después en 2014 para la gestión privada, mediante la creación del banco Mirabaud & Cie (Europe) SA.

Son múltiples las razones de nuestra presencia allí, pero, sobre todo, Luxemburgo brinda a Mirabaud el pasaporte europeo.

Raphaël Spahr, director general de Mirabaud & Cie (Europe) SA

«Son múltiples las razones de nuestra presencia allí», explica Raphaël Spahr, director general de Mirabaud & Cie (Europe) SA. «En primer lugar, aquí se encuentra un alto nivel de competencia en todos los sectores de las finanzas; además, el país garantiza un entorno económico y fiscal estable, algo que buscan nuestros clientes; pero, sobre todo, Luxemburgo brinda a Mirabaud el pasaporte europeo ».

De hecho, gracias a su implantación en Luxemburgo, Mirabaud ha podido transformar sus filiales de Francia y España en sucursales bancarias de Mirabaud & Cie (Europe) SA, lo que le permite convertirse en una auténtica plataforma estratégica que facilita el acceso a los 28 países miembros de la Unión Europea.

La Asociación de bancos y banqueros de Luxemburgo (ABBL), que cuenta con 144 miembros, 28 de ellos alemanes,15 suizos y 12 chinos es una buena prueba de que el Gran Ducado es una plaza financiera importante en la gestión privada.  Estos establecimientos gestionan en total cerca de 1.600 millones de euros.

Frente a la mayor parte de los bancos privados, que tratan de "automatizar" sus procesos, nosotros seguimos prestando servicios a medida a nuestros clientes.

En Luxemburgo, Mirabaud desarrolla un acercamiento fiel a su ADN suizo. «Frente a la mayor parte de los bancos privados, que tratan de "automatizar" sus procesos, nosotros seguimos prestando servicios a medida a nuestros clientes», subraya Raphaël Spahr. «Además de ofrecer prestaciones financieras de alto valor añadido, nuestros gestores mantienen relaciones de mucha cercanía y confianza ».

 El espíritu de independencia de Mirabaud, así como el hecho de que no invierta por cuenta propia son enfoques buscados y apreciados en la gestión de patrimonios. «Con ello se evitan los conflictos de intereses», apunta Raphaël Spahr. «Nuestra relación con el riesgo es asimétrica. Proponemos una gestión de patrimonio que combina rendimientos durante periodos favorables en los mercados financieros, al tiempo que favorece la diversificación y la liquidez, lo que permite proteger mejor los activos de nuestros clientes durante los periodos difíciles».

En gestión de activos (Asset Management), Luxemburgo ocupa el segundo puesto mundial, solo por detrás de Estados Unidos. Desde hace 20 años, el éxito de los fondos luxemburgueses ha sido constante. Las grandes sociedades de gestión internacionales se han habituado a inscribir sus productos en Luxemburgo, para luego distribuirlos por toda Europa. En junio de 2015, los fondos gestionados ascendían a más de 3.500 millones de euros. En este entorno favorable es donde se desarrolla asimismo Mirabaud Asset Management, la división de inversión de Mirabaud.